Hay dos virtudes necesarias para realizar nuestro trabajo, el talento y la paciencia. La primera sólo aparece a través de la segunda. La paciencia para observar, analizar y comprender. Paciencia para educar el ojo, estudiar, probar y errar. El talento para ofrecer una solución única, un camino menos transitado. El talento como vehículo y no como fin, el talento como alimento a horas de exigencia.

 

Nuestro trabajo tiene más de escultor que de arquitecto. Se dice que los grandes escultores terminaban sus obras, “cuando encontraban la piel”. En nuestro caso esa búsqueda de la identidad es un viaje al fondo de las compañías, buscado aquello que sólo esa empresa es respecto de las otras. Buscamos su verdad.

 

Y después el color y la forma, el código, las palabras, las tipografías. Después llega la voz. Ningún paso debe ser obviado, ninguna pregunta sin respuesta. Así conformamos la marca y después vuelve la paciencia, para verla crecer, observarla en sus nuevo ámbitos y ofrecer la mejor presentación posible. Nuestro trabajo es infinito, como nuestra vocación.

 

Conoce bbrand

 

El método bbrand

— Si no emocionas no existes

Empezar por el principio es la única manera de llegar al mejor final de un proyecto. Estudiando, escribiendo, describiendo y creando. Después descartando, borrando y eliminando. Así se diseña, encontrando la verdad, porque solo la verdad emociona.

 

 

Análisis

— Encontrando la oveja negra, o la verde

La personalidad se define por quienes somos pero también por quienes somos respecto del resto. De esta manera, somos nuestra genética, nuestra experiencia, nuestros sueños. Pero también somos quienes no queremos ser. Así encontramos nuestra verdad, nuestros colores, nuestras formas, mercado, nuestro target y nuestro futuro.

 

 

 

 

Estrategia

— Cualquier problema es un problema de diseño

La marca es nuestro objeto, pero no nuestro objetivo. Trabajamos cuidando la marca en cada una de sus necesidades sin perder nunca la meta. Somos el coche del equipo en el tour, el Sherpa en la montaña, los botes en la fórmula 1. Cualquier situación se debe abordar desde el prisma de la marca, desde la posición del diseño.

 

Naming e identidad verbal

— Sin nombre no hay bandera

Nombrar una marca es un desafío, es como crear un país, una idea que debe seducir a los de dentro y retar a los de fuera. Debe seducir, y ser sencillo, memorable, preciso. Por tanto no es algo que nos tomemos a la ligera, de hecho es algo que nos tomamos muy en serio.

Identidad visual

— Traducir una emoción

Solo la música funciona igual, mismas órdenes que dependiendo del intérprete suenan afinadas o desastrosas. Nuestro trabajo es el de interpretar de forma excelente la verdad de una compañía. Formas, palabras, colores y campañas solo funcionarán si son coherentes con el fondo.

Innovación

— Vivir en el futuro

Del pasado traemos la experiencia y la visión, el ojo curtido y la mano rápida, pero es en el futuro donde vive nuestra vocación. En esa lucha diaria damos lo mejor hoy, en el presente. Corren tiempos de alto riesgo para las marcas, donde la tecnología puede hacerla ir por caminos equivocados, si no hay experiencia, visión, ojos curtidos y manos rápidas.  

Diseño Web

— All line

La comunicación es líquida, se cuela en cada pantalla, se ha liberado del papel, escapó de la imprenta e impregna cada segundo. Hace mucho que hacemos webs, y cada día es la primera vez, por innovación, por formación, por cambios. Cuesta muchas horas hacer que una marca no pierda la consistencia cambiando de ámbito.

 

 

 

Packaging

— Dress to impress

Hemos vestido muchos productos, hemos aprendido a diseñar para captar el ojo, sentir la mano y llegar a una mesa. Nuestra experiencia es la de años de investigación y desarrollo, de observación y análisis, pero también de complicidad, de diversión.

 

Retail branding

— Lugares de marca

Hacer que una marca conquiste un espacio y que ese espacio conquiste una mirada no es una tarea sencilla. Son innumerables los factores que hacen que un espacio comercial funcione; la iluminación, la comodidad, la logística, etc. Todos esos factores se deben conjugar para que la marca en el espacio funcione y el espacio funcione como herramienta comercial.

 

 

Management y comunicación

 — Apadrinar una marca

A veces como consultores, otras como ejecutores, nuestro trabajo se extiende más allá del comienzo, del pitido inicial. Fijamos las bases, pero también acompañamos a las marcas en todo su desarrollo, ofreciendo siempre el certero golpe de timón que nos da la experiencia y una exigente posición en el presente.

Brand guardian

— Vigilar una marca

Una marca es un acuerdo entre lo que se ve y quien lo mira. Tan importante es conservar la identidad a través de los ámbitos como vigilar la mirada de la sociedad. Marca y sociedad deben cambiar para mantener la misma relación y es en ese acuerdo donde nuestra labor se hace necesaria. Las acciones de las marcas deben rimar con la sociedad a la que va dirigidas.

 

Activación de marca

— Las especias

Debemos mantener las marcas vivas a través de acciones que provoquen acciones, que comiencen las compras, los votos, los likes. Tan importante es hacerlo como hacerlo de forma excelente. Una marca tarda mucho en construirse y demasiado poco en destruirse por la voracidad digital, hace falta mucho para caer gracia y muy poco para ser gracioso.