El trabajo de conceptualización del nuevo vino de Bodegas Rambla empieza desde su nombre: Melero, un nombre que rememora a la miel y a todos sus aficionados.

 

Un proyecto tan dulce como éste tenía que ser atractivo y singular, por ello, su propuesta visual destaca por su sencillez y creatividad, en la que la etiqueta, como referencia a las abejas, presenta un troquelado de tres bandas amarillas y texturas brillantes sobre el fondo oscuro de la botella.

 

Además, como único elemento complementario, para nombrar al vino se emplea una tipografía ‘handmade’ con el fin de aportar cercanía y cordialidad al asemejarse a la firma a mano del apicultor.


Packaging

 

melero-branding-02
melero-branding-06