La personalidad y el talante de un vino como el Copón de bullas, era para nosotros uno de los valores fundamentales que queríamos transmitir en el diseño de esta etiqueta.
Por ello, tanto los tonos dorados como sus elementos tipográficos destilan un empaque y una sobriedad dignos de una denominación de origen

 

La maquetación y la distribución de los diferentes elementos visuales aportan la relevancia jerárquica necesaria, permitiendo una mayor legibilidad.

 

No es casualidad que quisiéramos dotar este packaging de un toque tan moderno y distintivo a la vez. Queríamos diferenciar este producto dentro de un sector de una zona vinícola muy tradicional como es la región de Murcia, donde muchos de los vinos siguen criterios estéticos comunes.

 

El trabajo de naming ha sido un guiño a una cultura tan rica como la nuestra, capaz de incluir en el diccionario la palabra Copón para referirse a que algo es el colmo o es tremendo. Y este vino lo es, este vino es el Copón.

 

 

el-copon-branding-01
2000x1000