Identificamos el contexto en el que se sitúa la marca y el estado del mercado, posición, reputación, competidores e histórico.

 

El propósito de una auditoría de marca es determinar las discordancias, conflictos, incoherencias y áreas de mejora. Una vez definidos estos aspectos, se desarrolla una serie de recomendaciones con la intención de impactar en el target de forma influyente, a partir de la estrategia y las directrices marcadas.

 

El inicio de todo proyecto parte de un análisis en profundidad, en bbrand estamos dispuestos a asumir ese reto.  

Solicitud de información