Definición de la estructura empresarial y planificación de la política de comunicación. Para su definición se tienen en cuenta los distintos productos, marcas y servicios que ofrece la compañía, armonizando así la estrategia y evitando posibles incongruencias y conflictos conceptuales. De esta manera conseguimos la optimización de los esfuerzos estratégicos, situando a la marca como el centro articulador del porfolio de productos. 

 

Una arquitectura de marca coherente y correctamente constituida repercutirá en ventajas a largo plazo, en función de los objetivos que la empresa pretenda alcanzar en el tiempo.  

 

Algunos de los beneficios que resultan de una organizada arquitectura de marca:  

 

  • Optimización de costes 
  • Definición de estrategias para cada una de las marcas que componen la empresa 
  • Detección de oportunidades para nuevos productos 
  • Identificación jerárquica entre las diferentes marcas de la compañía 

 

¿Necesitas elaborar una estructura empresarial efectiva?

Solicitud de información